Cheescake con frambuesas

Me encanta hacer comidas y cenas en casa. Sobre todo desde que tengo lavavajillas. Aunque luego se quede todo empantanado, y siempre nos toca un ratito de recoger y fregar la cocina etc, pero el rato de compartir una comida casera con tus amigos o familiares me parece una gozada. Y cómo no, los protagonistas de estos eventos suelen ser los postres. ¡¡¡Es que son tan ricos y tan monos!!! Me gusta mucho cocinarlos, decorarlos y comérmelos🙂

Mi último postre lo hice anoche. Primero planeé hacer una tarta que lleva cerveza, pero cuando recordé que venía un chico que no toma alcohol pues cambié el menú (of course aquí todo el mundo debe poder tomar postre). Y de ahí probé una receta nueva que fue todo un éxito. Si hubiera hecho la tarta de cerveza no hubiera sido nada nuevo. Así que gracias Max!!

Es ideal para la Navidad, roja, barata y resultona😛

IMG_6266

Esta tarta es taaaan sencilla taaaan sencilla que es un crimen no hacerla. Salen unos 8 trozos medianos, pero sabes que siempre hay alguien de los de “yo la mitad de eso”. Bueno, para unos 8 comensales aprox. Ahí va:


Ingredientes para la cheescake:

  • 400 gr. de requesón (2 paquetes de mercadona, 200gr cada uno)
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 2 vasos (el del yogur) llenos de leche (250gr)
  • 2 vasos llenos de azúcar (320gr)
  • 2 vasos llenos de harina (200gr)
  • 1 sobre de levadura química (tipo Royal)

Preparación:

  • Sin thermomix: mezclar todo bien y verter en el molde.
  • Con thermomix: poner en el thermomix todos los ingredientes, mezclar bien y verter en el molde😄

Después al horno a 180º unos 40 o 50 min, cuando sospeches que puede estar lista pínchala para ver si está cuajada por dentro.

El molde: yo usé uno pequeño de 18,5cm, así la tarta sale bastante alta y luce más. He descubierto que si le pongo papel de cocina forrándolo y la masa dentro no hace falta engrasarlo ni nada, es más ni siquiera se mancha, qué vaga soy jajaja!

Para la cobertura:

Plan A (fácil, pero currado) – 150gr de frambuesas/moras/grosellas, las pones en un cazo con una 3 cucharadas de azúcar glas (si es normal también vale) y una cucharada de maizena, hasta que se haga una salsita, momento en el que le añadimos una lámina de gelatina hidratada. Cuando espese se lo echamos a la cheesecake por encima.

Plan B (si estás gandulón) – compras mermelada de frambuesas/moras/fresa. Se lo echas a la cheesecake por encima.


¿Y qué me cuesta? Bueno de curro ya has visto que tiene poco, mezclar y al horno. Y de pasta pues vamos a echar cuentas: el requesón 1,05€ cada paquete, 12 huevos M cuestan 1,20€, la harina 0,42€, la leche 0,90€ el litro… Casi todos los ingredientes son de estar por casa. Los más especiales que son el requesón y las frambuesas sumarían unos 5€.

Un consejo: está mejor si la comes no muy fría. Si está templada o la metes 30sg en el microondas no habrá quién se resista a probarla.

Hala! Ya he hecho mi colaboración a engordaros un poquito más. A ver si pronto tengo tiempo para escribir un poco sobre adolescencia o decoración🙂

Tarta de queso y chocolate blanco.

Bueno después de una temporada aquí estoy de nuevo. He tenido unos meses de desconexión por una serie de sucesos que me han hecho dedicar más tiempo para mí y mi chico, y mi nuevo trabajo. Pero en fin, más allá de eso he vuelto inspirada por algo que cada vez me gusta más… 

¡Tartas tartas tartas! Qué bonitas son, qué divertidas de hacer y qué ricas están. Me encanta tener invitados en casa y hacer una tarta o ir a casa de alguien que tan generosamente te invita y llevar una tarta estupenda para el postre. Y es que cuando hay una comida familiar o de amigos y acabáis de comer y alguien dice “de postre hay una tarta” a todo el mundo se le pone una sonrisa en la boca, ¡hasta a los que no comen tarta! ¿os habéis fijado alguna vez?

Mi último descubrimiento ha sido una tarta estupenda de queso y chocolate blanco. Va al horno y está muy rica porque no es muy dulce, solo lo justo. De ahora en adelante voy a poner las recetas por duplicado: para hacerlas con thermomix y sin ellas. Yo las hago “con”, pero bueno, la parte “sin” es para que todos podáis hacerlas y ser tan felices con una tarta como yo lo soy🙂

Sobre el molde: yo he usado uno de 18,5cm desmontable. Es más bien pequeño pero estéticamente queda más bonita la tarta pequeña con más altura. Si el tuyo es más grande no pasa nada! No dejes de hacer la tarta por esto, pero si sueles hacer tartas para 4-6-8 personas te aconsejo un molde de ese tamaño para que salgan altas y más bonitas. No hace falta que sea uno carísimo, el mío es de una tienda de chinos, me costó 4 o 5 euros.

Tarta de queso y chocolate blanco

TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES:

  • Para la tarta
    • 20 gr de harina de maíz (maicena)
    • 125 gr de chocolate blanco de repostería
    • 100 gr de azúcar
    • 2 huevos M (y si no son M no pasa ná)
    • 100 gr nata para montar
  • Para la base
    • 125gr de galletas
    • 30 gr de almendras
    • 50 gr de mantequilla

SIN THERMOMIX:

  1. Desmenuzar las galletas con un batidor o un tenedor. Calentar la mantequilla y hacer una pasta con las almendras trituradas y las galletas. Cubrir el fondo del molde y reservar en la nevera.
  2. Batir la nata con un batidor manual o eléctrico. No debe llegar a montar del todo, simplemente debe estar menos líquida que al principio. Reservar.
  3. Partir el chocolate en trozos lo más pequeños posibles, y reservar.
  4. En un bol mezclar los huevos, la maicena y el azúcar. Cuando esté integrado añadir la nata y el requesón. Cuando esté integrado añadir el chocolate y mezclar. Poner la mezcla sobre el molde.
  5. Hornear durante 55 minutos a 180º (hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio).

CON THERMOMIX:

  1. Triturar el chocolate (debe estar frío) 10 seg vel 5. Reservar.
  2. Sin lavar el vaso triturar la galleta y las almendras 8 seg, vel 5. Añadir la mantequilla y mezclar 5 min, 90º, vel 2, hasta que se haya integrado bien. Forrar el fondo del molde y reservar en la nevera.
  3. Enjuagar el vaso para quitar los restos de galleta y batir la nata 1 minuto en vel. 3,5. Reservar.
  4. Sin lavar el vaso poner los huevos, la maicena y el azúcar. Mezclar durante 1 minuto en velocidad 3. Añadir la nata y el requesón. Mezclar 10 segundos en velocidad 2. Añadir el chocolate y mezclar durante 10 segundos en velocidad 2. Poner la mezcla en el molde.
  5. Hornear durante 55 minutos a 180º (hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio).

Espero que la disfrutéis y no dejad de contarnos cómo ha ido si la hacéis, de verdad se agradecen los comentarios (por cortos que sean). Hasta pronto!

Magdalenas

Sí, este mes estoy cocinitas. Nunca había hecho magdalenas, y decidí probar con la receta de Xavier Barriga que encontré en el maravilloso blog de Velocidad Cuchara, pero no acababa de convencerme esta receta, así que la he tuneado para que se parezcan a las magdalenas que hacía mi yaya cuando yo era pequeña. Me han quedado de anuncio ¿verdad? Qué alegría me dio sacarlas del horno y verlas tan bonitas. Como siempre os doy la receta adaptada para quien no tenga Thermomix, quien la tenga puede ver el proceso en el blog de Velocidad Cuchara.

la foto

Ingredientes:

  • 210gr de harina
  • dos paquetes de gaseosas, ambas partes
  • ralladura de limón
  • 3 huevos (a temperatura ambiente si es posible)
  • 175gr de azúcar
  • 60gr de leche
  • 190gr de aceite de oliva (90 gr sabor fuerte y 100 gr sabor sabor suave)
  • Almendras en cubitos, al gusto (yo le puse como dos cucharadas)

Preparación:

  1. Mezcla la harina, levadura y la ralladura de limón. Reserva.
  2. Mezcla bien los huevos y el azúcar, batiendo durante unos 5 minutos. Os aconsejo el batidor de varillas para esto, también puedes mezclarlo con la batidora.
  3. Añade la leche, el aceite y mézclalo todo bien.
  4. Incorpora por último la harina con el resto de ingredientes y mézclalo todo bien.
  5. Recuerda antes de hornear que el horno esté bien caliente a 250ºC. Echa la masa en las cápsulas de las magdalenas. Mete en el horno, baja la temperatura a 210ºC y hornea 14-16 minutos. Listo

Tal cual salen muy buenas, mi yaya las hacía de la forma más sencilla: ponía la bandeja del horno llena de papelitos y los llenaba bastante con la masa, las magdalenas se desparramaban y se pegaban las unas a las otras. Pero daba igual, estaban espectaculares y nunca duraban más de un día, con la excusa de “mira esta qué feita se ha quedado, voy a comérmela” jajaja!

Aquí tenéis unos truquitos para que os salgan de anuncio:

Trucos y consejos:

  • Deja reposar la masa en un tupper, como mínimo 1 hora en la nevera o hasta el día siguiente. Cuando la saques mézclala un poco más y ya puedes prepararlas. De esta manera te saldrán con copete.
  • Puedes echar la masa directamente en los papelitos, pero lo mejor es que uses un molde de magdalenas además de los papelitos para que no se desparramen.
  • Llena las cápsulas hasta la mitad pues luego tendrán que crecer.
  • Para mantenerlas yo las pongo en un bol y las tapo con un paño. Y cada vez que levanto el paño para ver si siguien ahí, hay menos magdalenas!

Hala, me apuesto cualquier cosa a que si las hacéis no durarán más de dos días sobre la bancada de la cocina.

Buenísimas!!

Bizcocho de yogur

Pues no es que sea yo una experta en repostería, pero me gusta hacer cosas caseras. Y es que da gusto levantarse por la mañana y que haya algo casero para mojar con el café, no?

2318107315_f252e66f7a_n

Pues para quien quiera iniciarse en la repostería y hacer algo fácil fácil de verdad, pues voy a daros la receta del bizcocho de yogur, es muy famoso y la puede hacer hasta un niño de 3 años. Además es fácil de memorizar y tiene muchas variantes.

  • Ingredientes:
    • 1 yogur (natural o de limón)
    • 1 vaso de aceite (usa el del yogur para medir)
    • 2 vasos de azúcar
    • 3 vasos de harina
    • 3 huevos
    • 1 sobre de levadura royal o similar.
  • Preparación:
    • Mezclar todo bien. Poner en un molde.
    • Precalienta el horno a 150º, cuando metas el bizcocho súbelo a 180º. No lo habras hasta que hayan pasado al menos unos 20 o 25 minutos. Pínchalo con un palillo para saber cuándo está listo.

¿Has visto qué fácil? Pues ahora tienes un montón de trucos y variantes para que vayas practicando.

  • Puedes hacerlo con sabores si le añades:
    • ralladura de limón y almendras
    • un vaso de colacao o similar (o dos jijiji)
    • canela y ralladura de naranja
    • esa manzana triste que queda en el frutero, pelada y partida a trocitos
    • trocitos de melocotón
    • trocitos de piña en almíbar que quedaba por la nevera de la comida del domingo! jajaja
    • frutos secos
    • pepitas de chocolate
    • puedes cubrirlo con chocolate a la taza bien espeso y tendrás una tarta de cumpleaños
    • etc etc etc, se te ocurre algo más??
  • Si no tienes un yogur natural o de limón no pasa nada, te saldrá con sabor al yogur que le pongas. Si no tienes un yogur también puedes ponerle medio vasito de leche.
  • Puedes sustituir el azúcar por edulcorante o sacarosa en la proporción que indique las instrucciones.
  • El molde:
    • Debe ser de 1 litro aprox como mínimo
    • Puedes usar uno de albal desechable
    • Si usas uno normal úntalo con mantequilla y luego le pones un poquito de harina para poder desmoldarlo.
  • El horno:
    • Asegúrate de que está bien caliente, no vale encenderlo dos minutos antes de meter el bizcocho porque si no, no sube.
    • Saca la bandeja del horno, hornea sobre la rejilla.
    • Pon la rejilla a media altura o un poquito más abajo, si no se dorará mucho por encima.
    • No lo pongas con aire o saldrá muy seco. Posición normal arriba y abajo.
    • Cada horno es distinto, debes encontrarle el punto al tuyo.

La foto no es mía, es que no tenía ninguno fotografiado! jajaja pero esta semana haré uno para ponerlos la foto.

Un saludo y venga, a cocinar!!

Roscón de reyes

Bueno a pesar de haber pasado la navidad, voy a daros la receta de los roscones que he hecho este año que han quedado muy buenos, si me espero más tiempo se me olvida! jajajaja Así ya la tenéis para el año que viene.

la foto

La receta que he usado es la de VelocidadCuchara, “roscón de reyes, el definitivo”. Y sí que es definitivo sí, porque es difícil hacer un roscón en casa y que al día siguiente esté blandito y esponjoso, osea que se pueda comer durante unos días para desayunar y no para usar como arma arrojadiza.

En el blog viene la receta para hacer con Thermomix, pero no me parece difícil para hacerlo sin ella, así que os la doy adaptada, para hacerlo manualmente, como toda la vida. Quien quiera hacerlo con Thermomix tiene la receta en el blog de VelcidadCuchara.

Os advierto que es fácil, pero hay que tener paciencia porque tiene muchos tiempos de levado (dejar subir la masa). De todas formas como sale un roscón muy grande lo que yo hago es guardar la mitad de la masa y así hago un roscón una semana o otro unos días más tarde. En la foto hay dos roscones, cada uno es 1/4 de la masa (es que quería que fueran pequeños).  Para que os hagáis una idea los tiempos de levado estimados son: preparar + 3h + preparar + 1h + preparar + 15 min + preparar + 2h + hornear. He de confesar que me salté el último, y el roscón salió muy bueno a pesar de ello.

Además tuve la brillante idea de rellenar el roscón con buttercream de turrón después de ver uno de los programas de Alma en Divinity (Cupcake Maniacs, receta de tarta de turrón de Jijona). Queda muy muy bueno.

Os pongo las dos recetas por separado, la del roscón y la del buttercream de turrón.

ROSCÓN DE REYES

  • Ingredientes (no son tantos como parece):
    • Para el prefermento:
      • 90 gr de harina de fuerza (yo he usado harina normal)
      • 50 gr de leche semidesnatada
      • 5 gr de levadura fresca de panadería (he usado la de Mercadona, sección de yogures)
    • Para el resto de la masa:
      • 120 g de azúcar glass
      • La piel de 1 naranja. La ralladura de la piel de otra naranja.
      • La piel de medio limón. La ralladura de la piel de medio limón.
      • 80 g de leche semidesnatada o entera (al gusto)
      • 1 palo de canela
      • 60 g de mantequilla
      • 2 huevos
      • 15 g de levadura fresca
      • 30 gr de aroma de azahar (en la farmacia, o en hipercor, o en el corte inglés…)
      • 340 g de harina de fuerza
      • 1 pizca de sal
    • Para decorar:
      • Huevo batido
      • Azúcar humedecida en agua, almendras, frutas escarchadas o lo que más os guste.
  • Preparación:
  1. Empezaremos por el Prefermento, es como una masa madre, así que la haremos echando la harina y la levadura en un bol y añadiendo poco a poco la leche hasta que quede bien mezclado. Pondremos esa masa en un bol y lo dejaremos reposar al menos 3 horas fuera de la nevera para continuar con la receta o si quieres puedes dejarlo en la nevera de un día para otro en un bol tapado con film transparente si no vas a poder seguir con la receta.
  2. Mezclar el azúcar con la ralladura de la piel de la naranja y del limón.

  3. Vamos a infusionar la leche, así que pon en un cazo la piel de naranja que nos queda sin triturar, la del medio limón y un palito de canela. Calientalo durante 5 minutos sin que llegue a hervir. Deja que temple y reserva.
  4. La masa: Mezcla el azúcar glas aromatizado con las pieles y todos los ingredientes de la masa incluyendo la leche aromatizada y el prefermento y mézclalo poco a poco con un batidor de varillas. Cuando se haga una bola ponte un poco de aceite en las manos para amasar durante unos 5 minutos. Verás que la masa es pegajosa, por eso al ser más líquida luego quedará más esponjosa, así que no te preocupes. Ahora tienes dos opciones:
    • Puedes meter el bol en la nevera y al día siguiente amasarla un poco, a los 15 minutos de dejarla reposar darle forma y esperar a que leve un par de horas y hornear.
    • Si quieres continuar con la receta deja levar hasta que la masa doble, al menos 1 hora.
  1. Ya nos queda el levado final. Saca la masa del vaso, espolvorea un poco de harina en la encimera, forma la bola de masa y sácale un poco del aire amasando un par de vueltas a mano (es posible que tengas que engrasarte las manos). Déjala reposar 15 minutos y pasa a darle forma al roscón, tienes que meter los dedos dentro de la bola, como para hacer un donut e ir levantándola y con el peso la masa se irá estirando, esta parece pequeña, pero no te puedes imaginar lo que sube luego en el horno. Ve estirando la masa para que quede redonda por igual y colócala en una bandeja de horno sobre el papel de hornear.
  2. Pincela con huevo y deja reposar unas 2 horas para que doble su volumen. Cuando haya levado, vuelve a pincelar con huevo y añade ya la decoración a tu gusto.

  3. Precalienta el horno a 200ºC, y hornea 17 minutos. Si ves que se tuesta mucho por la superficie, cubre con un trozo de papel de plata o albal o baja la temperatura a 180º.

BUTTERCREAM DE TURRÓN

  • Ingredientes:200gr de turrón del blando
    • 200gr de mantequilla a temperatura ambiente
    • 200gr de azúcar glass
  • Preparación:
    • Tienes que picar el turrón, con una picadora, trituradora, thermomix o lo que prefieras. Luego lo pones en un batidor de varillas o similar, le añades la mantequilla y bates un rato hasta que se integre bien. Añades el azúcar glass poco a poco y sigues batiendo hasta que quede todo bien mezclado.

Alma lo hizo con 300 gr de mantequilla y azúcar glass, pero sobra mucho, así que yo os aconsejo hacerlo con 200 gr. Ella también usó turrón en pasta, pero como yo no encontré pues le puse una pastilla bien triturada y queda muy rico también. Aquí tenéis el vídeo de cómo lo hace ella para que os hagáis una idea.

Cuando el roscón esté frío lo abrís por la mitad, le ponéis los regalitos (esta parte es muy importante, un roscón sin regalitos no tiene gracia, yo los envuelvo el papel film) y lo rellenais con la buttercream. Es más cómodo hacerlo con una manga pastelera, pero si no tenéis pues con  una cuchara también se puede.

Hala! A merendar!

Distribuir la ilumación.

En esta entrada hablaré de cómo hacer la distribución de los focos de techo (ojos de buey por ejemplo) de las distintas estancias de una casa según las tendencias actuales.

Pues no parece nada complicado verdad? Unos ojos de buey centraditos por aquí y por allá y a correr. Eso fue lo que yo pensé cuando decidí distribuir las luces de nuestro piso nuevo. Cogí un plano y con un rotulador rojo, toda dispuesta. Empecé por el pasillo, hice unos 7 puntos rojos bien centrados (mi pasillo es largo). Luego en el dormitorio puse 4, y así fui haciendo toda la casa. Y luego tuve esta conversación con un profesional..

  • -Quiero poner taitantos ojos de buey para la luz en casa.
  • -Vale, pero primero habrá que hacer la distribución.
  • -Ah! Eso ya lo he hecho yo🙂
  • -¿Qué tipo de distribución has hecho? ¿No pensarás ponerte ojos de buey centrados en el pasillo para que te alumbren la cabeza cuando pases? Ahora se llevan los juegos de luces y sombras.
  • -No no, cómo iba yo a hacer eso!! (imaginad mi cara) Pues a lo mejor sí que tienes que echarme una mano con la distribución…

Así que no es tan fácil como parecía. Se debe tener en cuenta las siguientes cosas:

  • Se debe iluminar zonas concretas, como una pared o un mueble (por ejemplo un aparador o una mesa).
  • Si iluminamos una pared con un foco debe estar centrado, y si ponemos dos o más deben mantener la distancia entre ellos y entre el final de la pared.
  • Para iluminar una pared la distancia entre el foco y la pared (o la moldura de la pared en caso de haber) debe ser de unos 20cm.
  • Si iluminamos un mueble debemos mantener la siguiente separación hasta la pared: la medida del mueble + 20cm. Por ejemplo si mi mueble mide 40cm de profundo debo poner el foco a 60cm de la pared.
  • Ningún foco debe coincidir sobre una cama, sofá o lugar de descanso (hamaca, sillón etc).

Entonces ya se complica la cosa. Pondré un ejemplo para ilustrarlo (cuidado con burlarse del plano que me he currado con Paint):

plano

En esta habitación se han iluminado 3 zonas distintas: una pared que está al entrar a la derecha, en la cual quedaría genial un cuadro por la luz indirecta. Un armario ropero y una esquina.

Empezamos por el armario ropero. La zona a iluminar la he marcado con una línea azul. Mantenemos una distancia de unos 22cm con respecto al mueble. Y como los armarios suelen dividirse en dos partes, pues cada foco centrado con respecto a cada parte, respetando siempre la misma distancia con respecto al final del armario.

Seguimos con la pared de la derecha. La zona a iluminar la he marcado con una línea verde. Mantenemos la misma distancia que tuvimos con respecto al mueble, es decir, 22 cm. Y la misma distancia con respecto al final de la pared por ambos lados.

Finalmente en la otra zona ponemos un solo foco para iluminar esa esquina. La zona a iluminar la he marcado con una línea morada. Dará un efecto muy bonito al entrar a la habitación. Mantenemos las mismas proporciones que el foco simétrico que acabamos de poner en la otra pared.

Y ya está! Nos hemos ahorrados el pastón que te cobra un diseñador por distribuir la iluminación de casa. Por supuesto esto solo es iluminación vertical, además  de esto siempre hace falta una buena luz indirecta de ambiente, que en este dormitorio serían las lámparas de las mesitas de noche.

Ventajas: queda muy bonita la iluminación porque hace un juego de luces y sombras muy moderno. Si una vez puesto ves que se queda pobre de luz es muy fácil añadir algún foco más. Pero ten en cuenta que es un dormitorio, no te hace falta tanta luz como en un quirófano, además de que la zona más importante (el armario) está muy bien iluminado.

Inconvenientes: tienes que conocer qué muebles vas a poner y dónde antes de poner los focos.

Yo he puesto ya los focos en algunas estancias de casa con este tipo de distribución y me encanta, poco a poco todo va tomando forma. Aprovecho para dar las gracias a Juan, mi electricista, que es un sol!

Si necesitas algún consejo de iluminación puedes comentarlo por aquí y me pondré en contacto contigo para echarte una mano😉

Salmón ahumado casero

He decidido abrir una nueva categoría de cocina en el blog. Voy a poner algunas recetas y sobre todo consejos y trucos para organizar las comidas de la semana y hacer comidas de aprovechamiento.

Me encanta comer, comidas caseras, probar nuevos restaurantes, nuevos sabores… mmm qué vicio!. Lo malo es que algunas de las cosas que me gustan son caras, por lo que no puedo comprarlas siempre. Lo bueno es que algunas de estas cosas puedo hacerlas yo misma🙂

Un claro ejemplo de esto es el salmón ahumado. Comprarlo hecho cuesta a partir de 22€/kg (si lo encuentras de oferta) pero los precios habituales suelen ser más bien de 31, 34, 39€kg etc. Los lomos de salmón limpio y sin espinas que venden en mercadona valen 12,50€/kg, y los ingredientes para preparar un kilo de salmón valen 2€. Así que saca cuentas.

Lo cierto es que merece la pena por el precio y porque al ser casero está muy bueno. ¿Y cómo se hace esto? Pues aunque parezca mentira no es necesario nada de humo para hacer salmón ahumado. A ver, el salmón que hacen industrial sí que lo hacen en cámaras de humo especiales, pero nosotros podemos conseguir ese mismo sabor marinando el salmón con una sal especial. Vamos a la receta.

Necesitarás:

  • Un lomo de salmón sin espinas.
  • Preparado para salmón ahumado (yo lo compro en Mercadona, está junto a la sal). 1 bote es para 1kg de salmón.
  • Sal (da igual de qué clase).
  • Aceite.
  • Una fuente o recipiente donde quepa el salmón.
  • Papel film.

Preparar salmón ahumado

Para que veáis las cantidades de las fotos yo compré un lomo de 860gr (1) y lo separé en dos partes. He hecho la mitad (unos 400gr) con medio bote de preparado. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Congelar. Debes lavar bien el salmón, no es necesario quitarle la piel ni las escamas. Lo pones en la fuente y lo envuelves en papel film (2). Y lo congelas durante 48 horas (por los anisakis). Yo he hecho la mitad y he dejado congelada la otra mitad.
  • Marinar. Mezclar el preparado para salmón con un poco de sal (3). Esto es para que no salga tan fuerte de sabor, si te gusta fuerte usa directamente el preparado. En mi caso he mezclado medio bote de preparado con dos cucharadas grandes de sal. Cubrir el salmón generosamente (por arriba y por abajo) con la mezcla. Envolver en papel film (4) y dejar 24 horas en la nevera para que marine.
  • Reposar. Una vez marinado (5) lavar el salmón bajo el chorro del agua para quitar toda la sal. Pintar con aceite (6) y envolver en papel film. Otras 24 horas en la nevera para que repose.
  • Cortar. Pasado ese tiempo ya está listo. Solo queda cortarlo a láminas, o a tacos o como te guste (7). Puedes usar la misma fuente, la lavas y pones los trozos de salmón listos para comer (8). Échale un chorrito de aceite de oliva (9) y envuélvelo en papel film para que no se seque. Lo puedes guardar hasta 10 días en la nevera.

Como veis no es difícil de preparar, solo tienes que estar pendiente de los tiempos. Yo me pongo alarmas en el móvil, y en 4 días está listo.

A mí me encanta en ensalada, o con tostadas, o con anchoas en un bocadillo… Además es pescado azul por lo que tiene una aportación importante de omega 3.  

¿Qué te ha parecido la receta? Por favor si lo haces cuéntanos la experiencia!!

Salmón ahumado