Las Inteligencias Múltiples

Estoy haciendo un curso de “Videojuegos aplicados a las Inteligencias Múltiples”. Me está resultando interesantes porque estoy aprendiendo qué son las Inteligencias Múltiples (IIMM).

Pues resulta que la teoría de las IIMM fue propuesta por Howard Gardner en 1983, y consiste que las personas no tenemos una sola inteligencia, sino que tenemos muchas inteligencias y por ejemplo Albert Einstein no era más inteligente que Michael Jordan, sino que ambos eran buenos en inteligencias diferentes.

Las diferentes inteligencias que existen son las siguientes:

  1. Inteligencia lingüístico-verbal: habilidad para utilizar el lenguaje oral y escrito.
  2. Inteligencia lógica-matemática: habilidad de manejar números y relaciones.
  3. Inteligencia espacial: habilidad de formar un modelo del mundo en 3 dimensiones.
  4. Inteligencia musical: habilidad para entender y comunicar emociones e ideas a través de la música.
  5. Inteligencia corporal kinestésica: capacidad de unir el cuerpo y la mente para el desarrollo de las habilidades físicas.
  6. Inteligencia intrapersonal: habilidad para tomar conciencia de uno mismo.
  7. Inteligencia interpersonal: habilidad para entender a los demás.
  8. Inteligencia naturalista: habilidad para percibir las relaciones entre las especies, reconociendo las diferencias y semejanzas entre ellas.

Es curioso porque estas teorías que al conocerlas parecen tan evidentes o naturales pueden cambiar la manera de entender a las personas; un alumno que es muy introvertido tal vez no sea bueno en la inteligencia interpersonal, pero seguramente habrá otras varias inteligencias en las que se desarrolle por encima de la media, solo hay que descubrir cuáles son.

Si quieres descubrir tus IIMM puedes hacer el test de Midas, tardarás unos 20 minutos (aunque en el test ponga 40min, yo lo he hecho y no se tarda tanto). He agregado una hoja de cálculo para poder responder a las preguntas más facilmente, la puedes descargar para Microsoft Office Excel (lo había preparado también para LibreOffice Calc, parece que WordPress no admite este formato).

test MIDAS

test MIDAS solucionario

¿Conocías la teoría de las Inteligencias Múltiples? ¿Qué te parece? ¡A veces los resultados de hacer el test son sorprendentes!

IIMM

Anuncios

¿Qué comemos hoy?

Cocinar la comida y la cena cada día es una tarea pesada porque es muy repetitiva. Pero muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo en que hay una tarea peor que cocinar: ¡pensar qué cocinar!

Y es que las tareas psicológicas a veces son más pesadas que las tareas físicas. La cosa es que la mayoría de nosotros hoy en día llevamos un millón de cosas en la cabeza “que si el trabajo tal, que si tengo que pasar por el banco, que si tengo que comprar tal cosa, que si hacer esto otro” (sobre todo las mujeres que queremos abarcarlo todo) y de repente llegas a casa y dices “¿Y qué hago de comer?” y te quedas en blanco, y abres la nevera para pensar (se piensa mejor con la nevera abierta), y nada, que la mayoría de días acabas haciendo pasta o pollo a la plancha, y alguna semana has pensado “tendré ya cara de pollo” ¿alguna vez te ha pasado esto?

Y seguro que hay semanas en la que has acabado tirando esas verduras que compraste y se te olvidó cocinar, o algún pescado que se quedó solitario en algún rincón de la nevera secándose como una pasa…

Bueno mi chico y yo hemos encontrado una solución para este problema que, una vez que te acostumbras, es tremendamente cómodo!! Consiste en hacer un planning semanal de comidas.

Lo primero que necesitas para esto es un calendario en la cocina, debe ser mensual, de los que tienen hueco para escribir (si no tienes ninguno de publicidad puedes descargarlo aquí).

Entonces, el día antes de hacer la compra, coges el calendario y apuntas las comidas y cenas a partir del día siguiente y durante una semana. Por ejemplo nosotros compramos el lunes, entonces el domingo nos sentamos 5 minutos y hacemos el planning desde la cena del lunes hasta el final de la semana.

Echa un vistazo a la nevera a ver si tienes cosas para usar, por ejemplo si te ha quedado un trozo de pollo y una lechuga pues pon un día una ensalada de pollo. Intenta hacer una dieta equilibrada, yo pongo en las comidas un día legumbres, dos días pescado y dos días carne (alternando), y por la  noche suelo poner verduras asadas, hervidos, ensaladas etc. Y una vez hechos los menús, a partir de esto haces la lista de la compra revisando qué necesitas para cada comida.

Esto suena muy estricto, pero no hay que seguirlo a rajatabla, nosotros solemos improvisar cambios durante la semana; si un día no tenemos ganas de comer las lentejas porque hace mucho calor pues se cambia por la comida de otro día. O si mi madre me llama para ir a comer porque ha hecho cocido con pelotas pues ya se puede acabar el mundo que eso no me lo pierdo. Y los fines de semana como siempre nos sale algún plan pues solemos dejarlo vacío, o ponemos dos comidas para todo el finde y ya lo vamos ajustando. Además ¡siempre debe haber algo en la despensa para emergencias! Yo suelo tener siempre noodles, escalivada, sopita congelada y esas cosas.

También es útil el calendario para apuntar los compromisos y las citas importantes (el dentista y esas cosas).

De esta manera solo te rompes la cabeza durante un ratito y ya tienes la semana lista y organizada. Cada día mientras desayunas echa un vistazo al calendario por si tienes que sacar algo del congelador (yo tiro mucho de congelador).

Al principio da un poco de pereza, y se te olvida algunas comidas que sabes haces pero cuando te acostumbras es bastante automático. Nosotros hemos acabado apuntando en una hoja todas las comidas que sabemos cocinar para tener más variedad a la hora de hacer el menú.

Para las familias con hijos este método es ideal ya que los hijos pueden participar en la confección del menú, puedes decirles “el martes toca comer algo con pescado, ¿qué te apetece?” Y que elijan ellos, de esta forma llevarán una dieta equilibrada y no tendrán excusa para no comerse el pescado si lo eligieron ellos.

¿Y tú qué cocinas? ¡Cuenta !

calendario comidas

Adolescentes con personalidad

Ser adolescente no es fácil.

  • Si eres uno de ellos seguro que lo sabes,
  • Si ya lo has sido lo más probable es que hayas olvidado esa sensación (el cerebro afortunadamente tiene mucha facilidad para olvidar las malas experiencias)
  • Y si no lo has sido aun, tal vez seas muy pequeño para leer este blog!

Como bien me explicó mi gran amigo y psicólogo Manuel Pérez, la personalidad de un adulto está definida por muchas cosas: su casa, su trabajo, su coche, su ropa, su pareja… además de su forma de ser, por supuesto, pero todo lo demás lo refuerza.

Un adolescente tiene dos cosas para definir su personalidad: su forma de ser y su aspecto, ¡y el aspecto físico con esa edad no suele ser muy amigable! y además se complementa con esa ropa que le compra su madre o algún otro familiar con toda la buena voluntad del mundo pero que desconoce qué son unas Vans, Dc, Converse, Diesel etc. Supongo que es por esto que cuesta encontrar adolescentes con un buen outfit. Además hay que tener en cuenta que están buscando su lugar en el mundo y es habitual que su estilismo pase por diferentes tribus urbanas hasta definirse un poco más.

Animo a los padres y tutores de adolescentes a superar esta dura etapa y si es posible que se impliquen en mejorar el aspecto de sus hijos, personalizar su habitación (de estoy hablaremos otro día), ayudarles, darles consejos, y ser muy comprensivos con ellos, que aunque estén irritables e imposibles en algunos momentos, en el fondo se sienten muy incomprendidos.

Y a los adolescentes les animo a ser más comprensivos con sus familias, que pasan un momento difícil y necesitan también la paciencia y ayuda de los hijos. Aprovechad esa energía positiva y alegría que os caracteriza para animar a los adultos a seguir adelante y sacarles una sonrisa en algún momento del día; no os supondrá un gran esfuerzo, os lo prometo 😉

Otro día os hablaré de los síndromes de la adolescencia (que no solo afectan a los adolescentes).

adolescentes01

Hogar, dulce hogar

Ahora que la economía hace aguas por todas partes y no podemos darnos ningún capricho es más importantes que nunca estar a gusto y feliz en casa ya que toca pasar muchas horas allí. Esto no es fácil ya que la mayoría de las personas llegan a casa crispadas y no muy contentas porque no tienen el trabajo de su vida (es mi caso), o lo que es peor; no tienen trabajo. Es normal que esto pase de vez en cuando (todos tenemos días malos, yo tengo muchos), pero no debe ser una costumbre diaria. Los que más pagan este ambiente son los niños, en caso de haberlos, y por supuesto nosotros mismos.

¿Es tu caso? Te propongo un ejercicio. Todo lo que tengas que pensar sobre el trabajo hazlo de camino a casa. Pero una vez que llegues a casa, mientras abres la puerta despacio piensa “se acabó el trabajo, ahora me voy a relajar” y ponte una sonrisa en la cara. Si repites este ejercicio muchas veces mientras abres la puerta de casa, al final tu subconsciente asociará ese sonido con esa sensación.

Lo de relajarse es relativo porque en casa siempre hay cosas que hacer! jajaja Pero bueno, intentaré ir dando consejos para que las tareas sean más llevaderas.

Imagen

Empezando

Hola a todos!

Este es el primer post de mi blog. Esto surge porque hace ya algún tiempo que empecé a trabajar como profe y que me independicé (primero semi-independizada y luego ya del todo!). Y la verdad es que he aprendido algunas cosas que me hubiera gustado que alguien me contara en su día, cuando era una adolescente o cuando empecé a vivir sola. Así que esa es mi intención, contar algunas vivencias y aprendizajes que espero que sirvan a otras personas.

Un saludo a todos y gracias por leerme 😉