Tarta de queso y chocolate blanco.

Bueno después de una temporada aquí estoy de nuevo. He tenido unos meses de desconexión por una serie de sucesos que me han hecho dedicar más tiempo para mí y mi chico, y mi nuevo trabajo. Pero en fin, más allá de eso he vuelto inspirada por algo que cada vez me gusta más… 

¡Tartas tartas tartas! Qué bonitas son, qué divertidas de hacer y qué ricas están. Me encanta tener invitados en casa y hacer una tarta o ir a casa de alguien que tan generosamente te invita y llevar una tarta estupenda para el postre. Y es que cuando hay una comida familiar o de amigos y acabáis de comer y alguien dice “de postre hay una tarta” a todo el mundo se le pone una sonrisa en la boca, ¡hasta a los que no comen tarta! ¿os habéis fijado alguna vez?

Mi último descubrimiento ha sido una tarta estupenda de queso y chocolate blanco. Va al horno y está muy rica porque no es muy dulce, solo lo justo. De ahora en adelante voy a poner las recetas por duplicado: para hacerlas con thermomix y sin ellas. Yo las hago “con”, pero bueno, la parte “sin” es para que todos podáis hacerlas y ser tan felices con una tarta como yo lo soy 🙂

Sobre el molde: yo he usado uno de 18,5cm desmontable. Es más bien pequeño pero estéticamente queda más bonita la tarta pequeña con más altura. Si el tuyo es más grande no pasa nada! No dejes de hacer la tarta por esto, pero si sueles hacer tartas para 4-6-8 personas te aconsejo un molde de ese tamaño para que salgan altas y más bonitas. No hace falta que sea uno carísimo, el mío es de una tienda de chinos, me costó 4 o 5 euros.

Tarta de queso y chocolate blanco

TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES:

  • Para la tarta
    • 20 gr de harina de maíz (maicena)
    • 125 gr de chocolate blanco de repostería
    • 100 gr de azúcar
    • 2 huevos M (y si no son M no pasa ná)
    • 100 gr nata para montar
  • Para la base
    • 125gr de galletas
    • 30 gr de almendras
    • 50 gr de mantequilla

SIN THERMOMIX:

  1. Desmenuzar las galletas con un batidor o un tenedor. Calentar la mantequilla y hacer una pasta con las almendras trituradas y las galletas. Cubrir el fondo del molde y reservar en la nevera.
  2. Batir la nata con un batidor manual o eléctrico. No debe llegar a montar del todo, simplemente debe estar menos líquida que al principio. Reservar.
  3. Partir el chocolate en trozos lo más pequeños posibles, y reservar.
  4. En un bol mezclar los huevos, la maicena y el azúcar. Cuando esté integrado añadir la nata y el requesón. Cuando esté integrado añadir el chocolate y mezclar. Poner la mezcla sobre el molde.
  5. Hornear durante 55 minutos a 180º (hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio).

CON THERMOMIX:

  1. Triturar el chocolate (debe estar frío) 10 seg vel 5. Reservar.
  2. Sin lavar el vaso triturar la galleta y las almendras 8 seg, vel 5. Añadir la mantequilla y mezclar 5 min, 90º, vel 2, hasta que se haya integrado bien. Forrar el fondo del molde y reservar en la nevera.
  3. Enjuagar el vaso para quitar los restos de galleta y batir la nata 1 minuto en vel. 3,5. Reservar.
  4. Sin lavar el vaso poner los huevos, la maicena y el azúcar. Mezclar durante 1 minuto en velocidad 3. Añadir la nata y el requesón. Mezclar 10 segundos en velocidad 2. Añadir el chocolate y mezclar durante 10 segundos en velocidad 2. Poner la mezcla en el molde.
  5. Hornear durante 55 minutos a 180º (hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio).

Espero que la disfrutéis y no dejad de contarnos cómo ha ido si la hacéis, de verdad se agradecen los comentarios (por cortos que sean). Hasta pronto!

Anuncios

Salmón ahumado casero

He decidido abrir una nueva categoría de cocina en el blog. Voy a poner algunas recetas y sobre todo consejos y trucos para organizar las comidas de la semana y hacer comidas de aprovechamiento.

Me encanta comer, comidas caseras, probar nuevos restaurantes, nuevos sabores… mmm qué vicio!. Lo malo es que algunas de las cosas que me gustan son caras, por lo que no puedo comprarlas siempre. Lo bueno es que algunas de estas cosas puedo hacerlas yo misma 🙂

Un claro ejemplo de esto es el salmón ahumado. Comprarlo hecho cuesta a partir de 22€/kg (si lo encuentras de oferta) pero los precios habituales suelen ser más bien de 31, 34, 39€kg etc. Los lomos de salmón limpio y sin espinas que venden en mercadona valen 12,50€/kg, y los ingredientes para preparar un kilo de salmón valen 2€. Así que saca cuentas.

Lo cierto es que merece la pena por el precio y porque al ser casero está muy bueno. ¿Y cómo se hace esto? Pues aunque parezca mentira no es necesario nada de humo para hacer salmón ahumado. A ver, el salmón que hacen industrial sí que lo hacen en cámaras de humo especiales, pero nosotros podemos conseguir ese mismo sabor marinando el salmón con una sal especial. Vamos a la receta.

Necesitarás:

  • Un lomo de salmón sin espinas.
  • Preparado para salmón ahumado (yo lo compro en Mercadona, está junto a la sal). 1 bote es para 1kg de salmón.
  • Sal (da igual de qué clase).
  • Aceite.
  • Una fuente o recipiente donde quepa el salmón.
  • Papel film.

Preparar salmón ahumado

Para que veáis las cantidades de las fotos yo compré un lomo de 860gr (1) y lo separé en dos partes. He hecho la mitad (unos 400gr) con medio bote de preparado. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Congelar. Debes lavar bien el salmón, no es necesario quitarle la piel ni las escamas. Lo pones en la fuente y lo envuelves en papel film (2). Y lo congelas durante 48 horas (por los anisakis). Yo he hecho la mitad y he dejado congelada la otra mitad.
  • Marinar. Mezclar el preparado para salmón con un poco de sal (3). Esto es para que no salga tan fuerte de sabor, si te gusta fuerte usa directamente el preparado. En mi caso he mezclado medio bote de preparado con dos cucharadas grandes de sal. Cubrir el salmón generosamente (por arriba y por abajo) con la mezcla. Envolver en papel film (4) y dejar 24 horas en la nevera para que marine.
  • Reposar. Una vez marinado (5) lavar el salmón bajo el chorro del agua para quitar toda la sal. Pintar con aceite (6) y envolver en papel film. Otras 24 horas en la nevera para que repose.
  • Cortar. Pasado ese tiempo ya está listo. Solo queda cortarlo a láminas, o a tacos o como te guste (7). Puedes usar la misma fuente, la lavas y pones los trozos de salmón listos para comer (8). Échale un chorrito de aceite de oliva (9) y envuélvelo en papel film para que no se seque. Lo puedes guardar hasta 10 días en la nevera.

Como veis no es difícil de preparar, solo tienes que estar pendiente de los tiempos. Yo me pongo alarmas en el móvil, y en 4 días está listo.

A mí me encanta en ensalada, o con tostadas, o con anchoas en un bocadillo… Además es pescado azul por lo que tiene una aportación importante de omega 3.  

¿Qué te ha parecido la receta? Por favor si lo haces cuéntanos la experiencia!!

Salmón ahumado